Alba Ferri

Alba Ferri

Alba es la incansable trabajadora en la sombra. La que, como hormiguita, avanza y avanza. Eso sí, cuando sale de su sombra y proyecta su luz, las ideas llegan solas! Aunque la mayor parte de su tiempo lo ocupa su otro “bebé”, Portéame (asesoría, confección y venta de portabebés), Alba ofrece ayuda en muchos niveles. Sabe de tecnología, de comunicación y sobre todo, y de eso sabe mucho, de niños, de bebés, de porteo, de lactancia, de maternidad y de sueños que se cumplen.

Cinco años ha estado de excedencia esta ingeniera de telecomunicaciones y la vuelta a otro tipo de trabajo le ha ofrecido la oportunidad de volver a conectar con la mujer que lleva dentro. Hasta entonces ha estado buceando y navegando en su maternidad. Formándose con los mejores en el ámbito de la maternidad y paternidad consciente.

Un día de Septiembre del año 2009 mi vida cambió para siempre. Fue el día en que nació mi primer hijo. Ya llevaba semanas en un proceso interior de cambio bastante fuerte, pero dar la vida a una personita es algo tan mágico, tan potente, que te hace creer que puedes mover montañas.

Tras tener problemas con la lactancia de Samuel, se formó como asesora de lactancia, conoció el mundo del porteo y se convirtió en asesora de porteo y empezó a conocer a los Wild, A.S. Neil, Maria Montessori, Arno Stern y otras líneas pedagógicas y diversos pedagogos. Así que, sin ni siquiera imaginarlo antes de ser mamá, se estuvo preparando para poder ofrecer lo mejor para sus hijos.

Pasó de ser hija, amiga, amante a convertirse en la mejor mamá de Samuel y David; que con sus 2 años de diferencia no se lo han puesto tampoco fácil a sus progenitores, aunque les han llenado de amor a sus dos papás. (Sí, sí, Ernesto y Alba son marido y mujer).